domingo, julio 27, 2014

No te odio, por eso te quiero

La víspera de cumplir 38 me acerca a la crisis de los cuarenta sin una persona que me quiera a mí más que a nadie en el mundo, pero bueno, de tenerla estaría con pánico y al borde del suicidio, creo. Creo también que esas cosas del querer, a esta edad y a esta soltería, están reducidas a "no odiar" y "dar ternura". Y si fuera músico, habría escrito una canción con este tema, pero ni siquiera.
Hay gente que conozco bien y no la odio, sonriamos.

No hay comentarios.: