martes, junio 30, 2009

Ensayo de un crimen

Me "paranoiquea" que justo puse un post que hablaba sobre las fans de Michael Jackson y a los poquísimos días dijeron que había muerto. No soy el culpable, insisto, lo lamento... por si las dudas diré que no quiero parecer fan de Luis Miguel, como quizás lo parecí en el Vive Latino, donde además lo pasé muy bien. En este instante cayó un rayo cerca de mi casa y tembló completa. Los dioses están furiosos.
Aparte, no quería ir al concierto de Calamaro en Puebla y creo que hice bien por la hinchada que podría encontrarme y que me pondría de malas, me lastimó, eso sí, que en su blog omitiera el tema del concierto, no creo que nunca se intente poner una camiseta de la Franja como sí se la va a poner El Pescadito Ruiz (que no Pablito Ruiz, ojalá nunca me vea como alguno de sus fans) aunque nos hayan quitado la Copa Sudamericana. Tampoco el River ni el Cruzeiro tendrán la oportunidad de impactarse con el Estadio Cuauhtémoc, en muchos años no creo que sea mencionado en alguna página oficial de otro país. Los dioses siguen furiosos y mis ventanas se tambalean...

lunes, junio 22, 2009

Yo que soñaba despierto, ya no sueño dormido

Fui a ver a El Salmón por tercera vez en mi vida y volví a emocionarme igual.Supongo que cada vez que venga tendré que verlo dos veces, la primera para emocionarme y la segunda para escucharlo. Lo seguiré en algún otro lugar mientras esté por acá.
Realmente me da pánico estar geográficamente tan cerca de él. No quiero verlo si no es en un escenario, no sé la cara que voy a poner. Me imaginé los panoramas posibles, el más factible es que huiría y trataría de mantenerme fuera de verme tan vergonzoso como esas fans ochenteras de Michael Jackson. En mi mejor de los casos le pediría tomarse una foto conmigo pero si no estoy borracho dudo poder intentarlo; de todas maneras quedaría inconforme, no veo cómo pudiera decirle que fue mi último gran ídolo cultural y que pasé muchos años solitarios acompañándome con sus canciones, que sólo compartía el secreto de sus discos con mis mejores amigos, y que consideraba enemigos a quienes me dijeran "qué estás escuchando, cámbialo", cuando subían a mi coche. Hoy probablemente todos estarán ahí en las butacas del Siglo XXI al que me niego a ir, voy a todos los demás, si es que puedo.

miércoles, junio 17, 2009

Hoy Soñé

Por unos minutos me había despedido del blog, pero de repente tengo ataques de entusiasmo.


Varios amigos y yo nos preparábamos para un viaje en avión hacía un lugar que debería estar por Sudamérica. Llegábamos tarde a todo y corríamos por lo que parecía un estacionamiento cerrado, llevábamos maletas pesadas con ruedas que arrastraban sobre el pavimento y hacían temblar la mano, las de mi maleta eran más lentas que las de los demás, de repente se frenaban y los amigos me dejaban atrás, ahí me encontraba con un par de futbolistas uruguayos que juegan en el Puebla. La siguiente escena era en un bar con ellos contándome que lo del deporte es un cuento, que todos siempre están alcoholizados a la hora de jugar futbol.

Omito los nombres de los uruguayos para no quemarlos y que no consigan contrato... bueno, era un sueño, lo juro.

martes, junio 09, 2009

Hay algunos goles...

La futbolfilia (porcina) provoca que, como hoy, llegó la hora de dormir y traté de recordar que durante la tarde-noche hubo algo que me tuvo de buenas un rato. Estuve a punto de dar por hecho que había sido la mirada pasajera de una mujer que me gustó, pero creo que fue la repetición del gol que le metió Arango a Colombia, sólo por la escena, la toma, la curva del balón, sin siquiera emoción porque el partido no me interesaba. Algo así me pasó de niño, que estuve enamorado durante un año de un gol de Van Basten con el Ajax. Qué enfermo.

La escena de la que hablo empieza en el 1:55
Y el del Ajax... qué ilustrativo es esto del You Tube

martes, junio 02, 2009

Como de rayo

Hoy en mi casa me dijeron que cuando niño era muy tranquilo y muy bueno, les dije que quizás de algún modo era un mustio por mis problemas de disciplina en la escuela y mi hermano me acabó: "tus problemas de disciplina en la escuela seguramente fueron por lento". Lento, bueno y tranquilo no son adjetivos atractivos para uno mismo y menos cuando se estereotipa a los niños activos, simpáticos y rabiosos. Ni siquiera creo haber sido bueno... bueno, ni lento, ¿entonces mi amigo Checcio (oculto su identidad por si me lee) qué era?, qué ganas de jodernos la percepción de la infancia 18 años después. Ahora que pienso, "lento" es uno de los insultos más odiosos que me han dicho, no me han visto en la cama, ¡jodidos!

Preocupón, eso sí soy y lo seré de viejo.