martes, febrero 27, 2007

Confesiones incómodas de un treintañero

Bueno, ¿y qué pasa si de repente me enamoro? Seré ese personaje gris de Liniers (creo que se llama Lorenzo) que va de estúpido por la vida o, en su defecto, un pesado con la mujer en cuestión: “bueno, si no quieres tomarlo como piropo no lo tomes, pero pensé que no me enamoraba hasta que te conocí”; extrañaría estas noches de leer y escribir babosadas, ver Buenafuente por televisión y fantasear con conocer alguien interesante. Y el problema es que a los 16 pensaba igual, aunque bueno, a los 16, mientras ponía algunas canciones tristes en mi walkman, estaba seguro que nunca en mi vida iba a lograr dar un beso.

domingo, febrero 25, 2007

Nuevas tácticas para ligar

Esa de decir frases al azar, funcionó en una conversación así
- Es que no me gusta estar en los antros, aquí veo mucha gente superficial
- Es que los ojos mismos son superficiales, qué asco

lunes, febrero 19, 2007

Mucha gente indiferente II

Un taxista decía que un día que cayó en coma después de una congestión alcohólica se sintió muerto unos segundos. “No joven, no es cierto eso de la luz al final del túnel; yo vi a “la parca”, una calavera con pelos de señora que hacía una señal para que fuera con ella. Ni madres, no quise ir, y por eso estoy aquí para contártelo”.

viernes, febrero 16, 2007

Hoy soñé

Mi hermano me invitaba a ser el "padrino de gas" de su casa nueva (y en ese mundo, ser padrino de gas era un honor común, no me extrañaba). Formalmente íbamos los dos a su casa y llamábamos a la compañía de gas para que llenáramos el tanque; una vez que llegaba la pipa buscaba en mis bolsillos y no tenía un sólo peso para pagarlo. Tuvimos que pedir prestado dinero al vecino; aún así, yo era el padrino... y era un honor


martes, febrero 13, 2007

es más fácil

Esta tarde escuchaba en la radio que algunos científicos de la UNAM habían descubierto que los efectos del amor eran similar al de las drogas. Después encontré una nota que dice más o menos:

Los resultados de un estudio realizado en Italia por un grupo interdisciplinario en 1990, indicaron que las personas enamoradas recientemente presentaron algunos síntomas del Desorden Obsesivo Compulsivo (DOC), que produce, como su nombre lo indica, que quienes lo padecen se obsesionen con ciertas cosas, como lavar sus manos constantemente o revisar una y otra vez si cerraron la llave del lavabo. La investigación sugiere que, más que producir felicidad, el amor genera depresión, pues uno de los síntomas del DOC es la presencia de niveles inusualmente bajos de serotonina, un neurotransmisor asociado con la ansiedad y la depresión.

Di NO al amor... es más fácil

domingo, febrero 11, 2007

Cerrado por... no sé, ¡¡Pobre Sabina!!

Cerrar los ojos y, así, mirar lo que hay alrededor es una ventaja que, creo, sólo los seres humanos pueden conseguir. Bueno, no sólo ellos... los humanoides, los marcianos y algún despistado que rueda por ahí.

lunes, febrero 05, 2007

Untitled II

Puede ser que otra vez no sea cierto pero siento cómo el fuego me quema por dentro

Me pasa algo muy raro cuando me obsesiono por conocer alguien que me gustó y me veo cerca de conseguirlo. No diría que es adrenalina, es más bien... ¿existe la criptonita?
Siempre hay un fracasadito dentro de mí que me dice "no me abandones, no vayas".
Es que en estos casos, hasta masturbarse es una canallada.

viernes, febrero 02, 2007

Untitled

Tengo sólo una neurona y esa neurona eres tú

Nadie como Nico Pastoriza para las canciones de amor. Más después de un día que igual me cagué en el amor con amores pasados, y que también sentí que podría enamorarme... de alguien más, claro.