domingo, julio 30, 2006

Hoy soñé XVI

Estaba en otra ciudad. No sé por qué pero César Luis Menotti estaba en la misma casa que yo, y me decía que echara un vistazo a los discos que tenía por si me interesaba alguno, había tangos, rock y beatles. Después de un rato, decidía ir a ver si entre los míos habría alguno que le interese. Miré el reloj, eran las 17:20 y estaba todavía sin bañar. Me había perdido de trabajar por ver tantos discos de él. Supongo que él llegó tarde al entrenamiento, si es que lo tenía.

miércoles, julio 26, 2006

Un campeón a veces cae

Las personas que más quiero se han llevado, alguna vez, un golpe mío: a veces sin querer, a veces por ira, jugando futbol o por borrachera o por berrinche. Siempre me arrepiento. No sé pegar cuando debo ni como debo.
Hoy pensé en ir a una clase de box, ese de los golpes y las vendas en las manos. Sabía que me iba a arrepentir de no ir y sabía que no iba a ir. La noche se convirtió con vértigo en un "ring" sin costales y con demasiados rivales. En mi box mental fantaseé con golpear cualquier cosa (estoy harto de las visitas veraniegas, de las noticias y de lo que pasa en nuestros tiempos: a cada uno de los instantes que me amargan el día le tengo un golpe, una discusión o alguna ironía, al menos, aunque cada vez con más desgano).
Soy el boxeador de los brazos cansados que imaginé al final de esa clase, sin que nadie se atreva a subir a darme el tiro de gracia. En el momento de escribir esto, cualquiera me tiene a modo para noquearme, para burlarse de mí, darme un empujoncito, y hasta un beso. Noche asquerosamente violenta sin siquiera haber visto los costales, la venda y los guantes... ni su sonrisa.

viernes, julio 21, 2006

Noches que retuercen

Y uno se mira al espejo y dice "todo va bien", y sale de casa y cree que todo va bien, y llega a trabajar y duda algo, para la noche las cosas son un poco más terribles... pero te odio de día

miércoles, julio 19, 2006

Morir a los 29 IV

Me quedan catorce días para no morir a los 29. No morí el día que pensé morir frente a la chica que me gustaba ni cuando se me dormía el brazo izquierdo, menos cuando me ardía el pie por ácido úrico. Ahora que todo lo de afuera me hace daño, y cualquier cosa me pone a llorar, aunque sano... descubro que, a menos de que me alcance un perro rabioso en estos días inciertos, fue muy fácil llegar a los 30 y, por lo mismo, duele más.

No sonrías

Tengo tu sonrisa encajada en la espalda y la verdad aprieta y duele y me siento triste cada vez que la pienso. No te rias, no sonrías, no te expreses. Debe haber cosas más interesantes para joderme.

domingo, julio 16, 2006

El desencantado Matías IV

Matías nunca termina lo que empieza. Se propuso ordenar su cuarto y entre tantas cosas sin guardar encontró un caset de cuando chico grabó de la radio. Dejó de ordenar el cuarto y oyó el caset, a los veinte minutos se acababa la grabación. Se desilusionó de sí mismo y mejor se puso a dormir

viernes, julio 14, 2006

Gran Colección de Momentos Felices VII

2001: Desperté un domingo temprano en León, en casa de mi hermana. La noche anterior había salido con unos amigos y me estallaba la cabeza, transpiraba alcohol y tenía ganas de vomitar. Mi sobrino, de 7 años, me despertó y me dijo que fuéramos a jugar. Claro que me negué, le dije que me dolía la cabeza. Intenté dormir, pasé un rato dando vueltas a la cama y volvió a aparecer mi sobrino con una pastillita de sabor naranja y con un plato con una quesadilla no muy derretida: "a mí a veces me duele la cabeza y me dan una pastillita de estas y como después me da hambre, también te traje una quesadilla".

lunes, julio 10, 2006

Mundial Simón

De pequeño, desde los Playmobil hasta a los muñecos de guerra que tenía, les pintaba una franja y los ponía a jugar futbol en una canchita que armaba. Hoy me gusta hacer lo mismo con mis problemas, los pongo en una tabla general y saco los campeonatos. Estos días mi liga se puso buena: los problemas familiares pierden en penales contra mi creciente desidia y desencanto del mundo, a la que veo como candidata para la gran final.

domingo, julio 09, 2006

Servicio Social

¿Alguien tiene en VHS la aparición de Johnny Petardo el pasado jueves en Los Protagonistas? Lo necesito para un proyecto que estoy haciendo. Si alguien lo tiene, avíseme por favor.

jueves, julio 06, 2006

Ultimo post político de mi vida

Si es que merece la pena.

Como dice Sofía, "que gane el menos peor"... o que gane el que sea, pero que gane el que ganó de verdad. Estoy hasta los huevos. Menudo problema que fue para mí decidirme por quién votar para que los dos escenarios sean asquerosos:

Si hubo fraude (qué mierda vivimos, hijos de puta)
Si no hubo fraude y no lo quieren aceptar (qué mierda vivimos, peor).

.... qué mierda vivimos.

Ciudadanos de Togo: prepárenme una naturalización. Jugaré el 2010. Votaré por Mustapha Salifou

domingo, julio 02, 2006

Cago del pánico

Pues voté, y nunca en mi vida pensé que hacerlo sería tan triste, me dieron ganas de llorar. La señora que me pintó el dedo me miró con ternura y mis boletas eran aún más tiernas.

Que dios nos coja confesados

dios, con condón, por favor

sábado, julio 01, 2006

Mundo habitable VII

La novia de Rúper estaba convencida de que la que representaba a la izquierda era la mejor opción para gobernar al país, estaba enamorada del candidato, soñaba con un mundo lleno de paz y felicidad; decía que no permitiría que gane la derecha, que participaría en una movilización. La madre de Rúper creía que el candidato que representaba a la derecha era la opción más eficaz para tomar las decisiones, ella soñaba con una sociedad primermundista como la que hay en otros países.
Rúper, en cambio, se enternecía con ambas posturas. Quería a las dos personas, entendía sus sueños, pero no tenía un ápice de esperanzas de que algo de eso fuera cierto. Su ilusión era que las mujeres que más quería se desradicalizaran y entendieran que todo era falso, que lo entendieran, que hubiera querido no estar ahí ese día y tener un pretexto inmejorable para no votar.
El día antes, su novia lo cortó por ser un "fascista de ultra derecha" y su madre lo llamó "estúpido drogadicto".
Rúper cerró los ojos hasta las 17 horas del domingo.