miércoles, noviembre 30, 2005

Sobre salir con alguien mucho menor que tú (Parte I)

Por ella me di cuenta que mi "Camotito-Bersuit" es, en realidad, un personaje de unos dibujos llamados "Bananas en piyamas". Faltaba más. Para mí sigue siendo la mascota del Puebla vestida para un concierto de Bersuit Vergarabaat.

Pronto vamos a ser campeones de la división inferior, por cierto.

"Pero si hasta tiene el nudo de camote en la cabeza", le dije.

martes, noviembre 29, 2005

Morir a los 29 III

Otro infarto estuve a punto de sufrir en un momento difícil (segunda-cita); mis hipocondriacos síntomas me angustiaban: brazo izquierdo dormido, mano izquierda fría, articulaciones duras... todo lo demás duro, también -tenía mis "pro's", claro-. Y enfrente una chica, chica, que me encantaba y se reía de mis achaques, decía que tenía suerte, que igual no le tocaba verme caer, pues se iba al día siguiente a su ciudad. Lo había previsto con mi psicólogo, y sí, es cierto... si había un buen momento para morir era ese. Game Over. Mis índices decadentes indican que ese infarto me va a llegar un día que prefiera guardar reposo absoluto, mientras me preparo un té de tila.

lunes, noviembre 28, 2005

Remote Robot

Me gustaría que las primeras citas no se vivieran, preferiría pagar a un robot para que asista en mi lugar, controlado por mí desde mi cama... sería un poquito más auténtico. El previo es un calvario: tengo que dar un trago de algo, sudo, me peino un par de veces y después evito los espejos o ver futbol por TV, procuro no sentir cariño de mi familia momentos antes para que no me entre ningún sentimiento de niño frágil y vidrioso en el instante no-indicado; el camino es peor, en mi estéreo puede sonar Ariel Rot, Los Tres o Turf pero tengo que ser cuidadoso de cambiar a alguno en inglés para cuando ella suba, no vaya a ser que me pregunte quiénes son y termine discutiendo de música y de idiomas, temas que detesto polemizar en esa primera cita. Sube y después pienso "mierda, se sentiría incómoda donde imaginé llevarla porque viene muy arreglada", y entonces entra la paranoia "mierda, me decía un amigo que lo peor para la imagen de un hombre es no saber dónde llevarlas", y entonces entra la bajeza "dónde quieres ir -donde quieras -no, di tú"... (agght)
Le agradezco a mi más reciente primera-salida haber sido auténtica, pero me agradezco más a mí haber hecho las cosas como si fuera el robot manejado desde mi cama, respiro tranquilo.

miércoles, noviembre 23, 2005

Zapping

La televisión me hizo mucho daño, casi más que mi familia cuando me hacía sentir ilusión por el mundo. Con el tiempo me di cuenta que casi no hay cerraduras que permitan ver al otro lado, que una sombrilla no sirve de nada, que la primavera es más calurosa que el verano en mi ciudad, que el amor es bastante más jodido de como lo pintan, que nadie fue feliz para siempre, que hacer el amor en una posición que tanto parece excitar es mucho más difícil de lo que parece, que Wild On es actuado... televisión de mierda. Me acuerdo hace un par de años, no sé dónde pero no era aquí, cuando pasaba en un taxi por la madrugada y vi por primera vez manadas de gatos sentados sobre las bardas y maullando; me emocioné. Llegué a mi casa y dejé de boicotear...

lunes, noviembre 21, 2005

Meta-Post

Llevo 15 minutos intentando escribir un post que se iba a llamar "Tengo unos amigos muy talentosos", sólo que me emociono tanto que empiezo a desvariar y a poner cursilerías que salen de contexto y toman tintes románticos gratuitos. Iba por el amigo número quince cuando me empecé a asquear, si seguía... igual terminaba hablando bien hasta de "Checo".
Bueno, ya identificados, imaginados quienes son esos que enumeraba, confieso que siempre intentaré sentarme en su(s) mesa(s).

(Le doy "Publicar" porque en cualquier momento me retracto por curs

domingo, noviembre 13, 2005

Noticia de un día que mi madre cumplía años

-El Sol de Puebla tituló su sección de espectáculos, a ocho columnas: "El éxito de Eagles se hospeda en el Hotel California". Qué deprimente para mi mamá que una cabeza de ocho columnas sea así de estúpida el día de su cumpleaños, en pleno 2005.

sábado, noviembre 12, 2005

Pequeños sueños XII

Encontraba un amigo de la primaria solo en un bar. Se recargaba viendo hacia donde estaba toda la gente. Mi apenas sociable carácter me había hecho ir con él y saludarlo:
"hola rafael, cómo estás, me da gusto verte. ¿Te acuerdas de mí?", comentaba emocionado. "No te puedo ver, hace tiempo que me quedé ciego", contestaba... no sabía qué hacer y entonces lo abracé.

martes, noviembre 08, 2005

Mundo habitable IV

Rúper sufría de no presentar su novia a su hermano, un radical amante de las corridas de toros. Ella, en cambio, trabajaba en la Sociedad Protectora de Animales; sin embargo, cada uno por su parte pedía a Rúper conocerse. "Anda, preséntame con tu hermano el taurino, me gustaría ver cómo me mira después de que yo le diga que soy de Greenpeace", pedía a Rúper su chica. El hermano, por su parte, también estaba deseoso del encuentro: "Rúper, carajo, ya presenta a tu novia, pues qué temes que le digamos o qué... no seas acomplejado".
Después de un año de noviazgo, Rúper se esforzó y los presentó, en un desayuno, habiendo pedido a ambos, previamente, un comportamiento respetuoso.
De repente,
- Hermano: Rúper, a ver si llevas a los toros a tu novia, ¿has ido a la plaza?
- Novia: No (sonriente). No me gustan los toros.
- Rúper: Los toros pueden verse desde una y otra óptica; hablemos de otra cosa.
- Hermano (sin hacer caso a Rúper): ¿Por? ¿Digo, entiendo que no te guste ver sufrir a los animales, pero es un arte ancestral que....(bla)
- Novia: En general es algo que detesto. No sé si Rúper te contó... (bla)
Rúper, invadido por el pánico, fue al baño de la cafetería y se encerró mientras pasó su cara por agua varias veces.
Al regresar, estaban los dos esperándolo "¿pedimos la cuenta?".

Sabiduría del fracaso I

Del fin de semana aprendí que si te dejan plantado o llegas a una fiesta, lo mejor es salir a ver casas e imaginar lo que se vive por dentro, si estás con un amigo y haces malabares con una naranja encontrada, mejor.

miércoles, noviembre 02, 2005

Daños adicionales del ácido úrico III

Recuerdo una vez que, hace años, en la regadera recordaba mis errores graves de niño:
cuando a una tía le critiqué a su hijo sin recordar que lo era,
cuando lloré de lástima de ver a mi mamá esperándome con un regalo cuando yo traía reportes de disciplina del colegio,
cuando a un primo mucho más grande que yo le conté emocionado una historia larguísima y me dijo "cállate, ya se acabó tu tiempo",
cuando no sabía dónde irme una vez que un amigo y su ligue querían estar solos y ella tuvo que decirme "vete por allá" o
cuando hablé que fueran por mí a casa de un amigo que me había invitado "porque estaba aburrido" y su mamá me dijo que era yo un maleducado.
Ahora extraño tanto mi época visceral... Llevo algunos años sin disfrutar del placer como se debe; puedo encontrar incómodo que alguien me tienda una mano con cariño, imaginar lo que piensa de mí una persona que admiro mientras sonríe o deprimirme mientras estoy entre unas piernas soñadas. Lo acepto, soy un ojete.