miércoles, marzo 30, 2005

Paulinho: El hombre que nunca falló

Hoy concluí en mi terapia que en la vida tengo que aprender a pedir el balón (aprender a atreverme, quizás).
Me acuerdo de un brasileño que llegó al Puebla en los noventas, un extremo que se llamaba Paulinho y jugó nada más cinco partidos; volaba por la banda derecha y nadie nunca le pasó un balón. Yo, en su lugar, hubiera quedado feliz por salir ileso de las críticas.
Un amigo ex-futbolista que jugó con él esos partidos, me confesó una vez: "Es que nunca supimos si Paulinho era bueno, a veces se reportaba enfermo para no ir ni a entrenar". Seguro era muy malo, y lo peor es que nadie recuerda a ese Paulinho, ni siquiera como "el hombre que nunca falló"

lunes, marzo 28, 2005

Wild Off

Nada más llegar al destino tropical (misan-tropic) volví a la reflexión que tuve de los 16 a los 26:
Lo de ligar en la playa no es un mito, como siempre lo pude ver. La serie de "Wild On" es una realidad, todo el mundo se besa, todos se conocen, tienen mails de cada viaje y el sabor que deja el destino es maravilloso, con ansia de volver.
Mi caso es diferente, yo no paro de soñar y las acciones se quedan tan lejos que el sueño cobra una intensidad tal que culmina con la más exagerada de las fantasías positivas y las mismas ganas de volver que el que vivió a tope .





No se llama amor
En los primeros días busqué, entre tanta belleza, alguna bonita alcanzable e imperfecta... que también le molestara el sol, que también fuera tímida pero que me pusiera nervioso. En mi fantasía siempre hay alguien que quiere alguna relación diferente.
La encontré a través de sus piernas tan rojas, que parecían haber sido tan blancas, que no le quedaban las gafas oscuras, que tomaba cervezas junto a su bonachona amiga y que no había bloqueador solar que fuera efectivo con ella (corrió la fantasía: a la chica le gusta mi imperfección, le atraigo y terminamos algún día de estos conversando solos en una noche playera ---con eso me conformo---)...
La busqué cada noche para hablarle, como me hubiera dicho mi psicólogo que me lo propusiera, hasta que la vi en el bar, con sus amigas rumbo al baño (mejor imposible... prefiero atacar en la salida del baño para meterme a llorar en caso de fracaso).
Quedé a unos pasos de ella, como el de "Ladrón de orquideas" en el ascensor, pero antes de ir llegó rápidamente un tipo más alto que yo, con pelo largo, rastas y un pedacito de barba en el mentón, supongo que ya la conocía, le dijo "hola, cómo estás"... en argentino...
¡¡¡Mierda!!! Ya tenía su relación diferente, pero su "alternativo"era más atractivo que yo... extranjero, enigmático y en una de esas hasta músico. Al día siguiente la vi, caminando con él de la mano, en la playa mientras yo enterraba mis rojos pies en la arena.
Esa fue la "historia de amor" más significativa de un gran viaje, que culminó ya en mi casa natal con el clásico, puberto, sueño de dar un concierto ante miles de personas en la misma playa y sentirlas a todas cantando contigo bajo el escenario (walkman en mano).
Y pese a todo, quiero volver... y volver a ponerme nervioso y volver a "dar un concierto" para cagarme de risa con mis amigos, de todo lo demás.

martes, marzo 22, 2005

Mirar al techo... hasta mañana

Como cuando sueñas que te traen un agua de naranja y te despiertas muerto de sed, sin nada qué tomar junto a tu cama.

miércoles, marzo 16, 2005

Cuenta regresiva VIII

Año 2015: Llega una chica linda, de no más de 18, y pregunta al tipo, calvo y gordo:
-¿No coopera para las misiones?
-(Sonríe) Ah, mira... veo que tú estudias donde yo estudié. Te voy a cooperar, ¿Sabes si sigue dando clases "El Caimán"?
-(Sonríe tambien mientras mira la alcancía) No. No sé, no lo conozco.
-(Intentando mantener la conversación que agoniza) Pues es que cuando yo estaba ya llevaba mucho tiempo ahí y la última vez que pregunté por él me dijeron que seguía
-Ah, le voy a preguntar a mi papá, él estudió también ahí... Se me hace que a él sí le tocó

Ella se va y es entonces cuando el tipo recuerda que, de un tiempo a la fecha, ninguna mujer le mantiene la conversación con entusiasmo...

lunes, marzo 14, 2005

Todo se mueve

Qué peligroso hubiera sido mi domingo con una pistola. Ahora pienso en mi cruda moral: habría empezado por Sigifredo Mercado, después con Raúl Arias, después llevaría a la tumba a Monjaraz (hijos de la gran puta, no saben lo que es dejar tu ánimo del domingo en un partido de futbol); luego de eso, habría hecho una limpia de esos clásicos novios jocosos de los que uno es aficionado al América y otro a las Chivas (debería haber más pasión, carajo). Mi tarde vería caer con un plomazo a una vendedora de boletos de rifa que me calculó más edad, después a la que atendía en la dulcería del cine y finalmente un disparo a la pantalla que transmitía con asquerosidad una película malísima que actúa Will Smith (al amigo que me llevó no le pego un tiro porque sí tengo buen corazón). Maldito futbol.

sábado, marzo 12, 2005

A lo mejor resulta mejor así...

Este sábado prefiero pasarlo como los que pasaba hace 13 años (música -suena en Mega: "...y mirar a las palomas comer el pan que la gente les tira y reprimir el instinto asesino delante de un mimo, de un clown, hoy estoy down violento, down radical, pero tengo aprendido el papel principal", fantasías e inocencia). Entonces solía imaginar que le cantaba desde la cama a la chica que no conocía o que me despreciaba.
Estos sábados no son despreciables, la experiencia de la semana anterior fue suficiente, quedan 594...

Flamígeros sueños

Regreso la cortesía (y el honor). Reconozco que hay una "ex" blogger con la que comparto algunos sueños.

martes, marzo 08, 2005

En este instante me identifico con todas las canciones, menos La Felicidad, de Palito Ortega.

domingo, marzo 06, 2005

No te veía y te tenía delante

Le dije a mis amigos: "ahora que estoy tan contento, si se aparece aquí con sus nuevos amigos me da un infarto", y después de varias búsquedas en el lugar creí ganada la batalla, fui a pedir una cerveza más y sonó mi teléfono, era uno de mis cómplices, "está aquí, nos vemos en el baño, si quieres nos vamos"...
Bueno, huí como algún capítulo de Misión Imposible, igual desgracié la noche de todos pero lo pasé muy mal, no la vi pero me bastó con imaginarla tan contenta. No sé ni si hice bien, no quiero saberlo siquiera.

Soy un maldito ignorante

jueves, marzo 03, 2005

Dis-Culpa

Odio los posts que hacen referencia al blog en que están escritos. Perdón por el anterior, y por este... Los borraré algún día

Post salvavidas (paranoia-safe)

Este post se iba a llamar "Suicidarse con estilo" y contaba una historia muy cruel. Así que imagino que alguien se iba a ofender y después se me vendría encima la ola de comments (que en mi blog no son muchos, pero caladores) que "porqué hiciste eso", que "porqué lo pusiste", que "el que se suicidó era mi padre", que "qué te pasa", que "más respeto a la muerte"; después llegaría la televisión para saber si yo tenía que ver con el suicidio y me intentaría entrevistar, después yo huiría de aquí y me iría lejos, en la primera ruta que pase por mi casa, después llegaría a un lugar donde sólo habría microbuseros que, por alguna razón, se burlarían de mí; después iría a la tumba del suicidado para pedir un simbólico perdón, pero no tardaría en llegar la policía y, seguro, me llevaría a la cárcel, me torturaría y algún día yo llegaría a confesar que sí tuve que ver, aunque no haya sido cierto. Por eso estoy aquí: la vida es mucho mejor bajo el asiento.

miércoles, marzo 02, 2005

Prefiero dormir

Hoy desafiaban mi insomnio... Bah. Ningún orgullo eso de no dormir; aunque hay para quien significa "trabajo forzoso", "sufrimiento" y "merecimiento de sueldo". Cada día me hago más viejo por eso, lo mejor sería tener un switch en mi cuerpo y poder quedarme dormido antes de las dos.
Lástima que siempre me ha pesado lo de la canción de Calamaro: "porque prefiero pasar la noche pensando en vos que dormir con vos".