lunes, enero 31, 2005

Cuenta regresiva VI

Año 2011: El tipo es invitado a un lugar de moda por una vieja amiga que lo re-contactó por Internet. Se quedaron de ver ahí el viernes en la noche.
Llegó un poco tarde, pues trató de ponerse lo mejor posible, al menos intentó verse joven.
Era uno de estos lugares que tienen un gorila en la puerta, que elige quién entra y quién no. Nada más ver llegar al tipo, el de la puerta pregunta que si viene solo y el tipo asienta con la cabeza. "Espérame un momento", es la última frase que el gorila dirije al tipo.
Veinte minutos después, como lo hizo alguna vez también en su "mejor momento", decide irse del lugar y vuelve a su casa para leer y escribir un poco. Ya no le queda eso de ponerse a escuchar un disco y soñar con la canción. Ahora sólo se lamenta y apaga su celular.
La mañana del sábado tiene que mentir a su amiga: "No tuve tiempo de ir, la verdad estuve muy cansado y luego esos lugares ya me empiezan a cansar. Suele haber puro niño. A la otra mejor vamos a un bar más tranquilo".

100 Fracasos de un hombre con suerte

1. El hombre con suerte había estado yendo a las oficinas pertinentes para reportar la recuperación del auto que antes le habían robado. Le gustaba una de las secretarias burócratas, quien siempre vestía con minifalda y solía sonreir para provocar fantasías.
El último día del tardado proceso se encontraron en la oficina, solos. Mientras él leía los documentos, ella comenzó una conversación:
-Y qué estudias -Comunicación -Qué bien, eso es bueno, para que te comuniques (sonrisa) -Claro, sí (risas nerviosas)
El hombre con suerte dejó de leer los documentos y los firmó de aprobación. El reporte era un hecho y con eso, no tendría que volver nunca más a esas oficinas:
-Eso es todo, enhorabuena. -Gracias, bueno, pues nos veremos... bueno, no. Espero ya no tener que venir aquí -Claro, si nos vemos es porque me invitas -Jajaja... sí, sólo así.
El hombre con suerte terminó ahí la conversación, sin hacer mayor comentario se fue. Ya afuera de las oficinas pensó para sí mismo lo estúpido que era y fue a lamentarse a su casa por un par de semanas. Todavía consideró volver para hablar con ella y pedirle el número, pero no lo consideró casual y prefirió dar por perdida la oportunidad, una vez más.

sábado, enero 29, 2005

Parábola del pepenador (Magical Misery Tour)

Dos vagos pepenadores criticaban al amigo (y colega) que solía encontrar comida, "sí, come quesos, pero para esos quesos que encuentra... mejor no como", comentaba uno muerto de frío al lado de un basurero vacío; el otro, el que nunca había probado un queso, decía, "lo peor es que así de malos siempre los busca".

miércoles, enero 26, 2005

Cuenta regresiva V

Año 2011: Al tipo le ofrecen, por recomendación de un familiar, un puesto importante en una empresa de comunicación. Lo entrevista una chica 5 años menor que él, encargada de recursos humanos. Le gusta tanto que en los minutos que pasan de la entrada de la oficina a sentarse, fantasea con ella y con renacer su vida sexual, amorosa y laboral, en esa empresa. En la entrevista:
ENTREVISTADORA: Señor, ¿qué considera usted que es su especialidad como comunicador?
TIPO: Pues pienso que soy periodista
E: Pero en su currículum dice que hace siete años que no ejerce como periodista. ¿A qué se debe?
T: A que me desesperé. De ahí me salí y tiempo después puse un negocio.
E: Eso me suena a inestabilidad ¿Y qué pasó?
T: Está bien, renuncio.
E: Oiga, no se vaya, señor, ¿porqué dice aquí "de 2005 a 2010 actividades varias"?

Metamorfosis

Yo también quisiera ser telégrafo, como alguna vez lo negó un amigo borracho.

Lo malo de los besos II

Por momentos me cae bien, pero me caería mejor un poco de silencio.
Más mensajes: "¿Te molestó que te llamara el otro día? Con toda confianza me lo puedes decir". Más llamadas: "¿A poco vas al psicólogo? ¿Estás en 'la depre'?" (sic)

lunes, enero 24, 2005

Lo malo de los besos...

Tres mensajes y dos llamadas que pretendían sacarme información, montón de preguntas, clásicas, tontas. "¿Tienes muchos hermanos?", "¿Eres callado?", "¿Pasaste un día bonito?", "¿te gusta Gladiador?"; y frases como "bueno, me irás conociendo con el paso del tiempo", que te sentencian a sufrir la peor de las pesadillas... (¡Maldito Don Q!)
Imagino que buscará mi nombre completo en Google para saber si ese "candidato a novio" que acaba de conocer, de casualidad resulta famoso y cambia su vida.
Por las dudas, me busqué y encontré que hay un profesor de la Universidad de Navarra con el mismo nombre y que tiene una tesis del Diagrama de Pareto. Supongo que se desilusionaría y ahí podría acabar mi martirio neuro-psico-remordedor-de-conciencia. Desde ya preparo mi repertorio de respuestas por si hay llamada mañana.

viernes, enero 21, 2005

Cuenta regresiva IV

Año 2010: El tipo sigue en crisis. Recuerda con angustia la época cuando su ex-novia todavía le quería dar una oportunidad y él prefería empezar de cero, buscar algo más, algo que nunca le llegó por la pasividad con la que siempre enfrentó la vida.
No se le olvida la última ocasión que habló con ella, esa vez que después de dejarla plantada, telefónicamente la paró en seco y le dijo "no quiero verte, punto", lo que desencadenó las peores fantasías sobre ella: "se va a suicidar", "apagaré mi teléfono, quizás me empieza a acosar". El resultado fue, simplemente, nunca recibir una llamada ni señal suya.
Todo esto lo piensa el tipo en un Sanborns, un martes, temprano, fue a tomar el café con su hermana mayor y otras señoras, como en este año es una costumbre. Por lo general, ninguna de ellas le hace caso, él prefiere leer un poco pero está con ellas para no sentirse tan solo.

lunes, enero 17, 2005

Cuenta regresiva III

Año 2009: Al tipo le llega una crisis brutal. Su nostalgia por la ex-novia que tuvo llega a los límites de molestarla todos los días por teléfono y espiarla cuando en el coche de su flamante esposo lleva a sus hijos al kínder. Piensa para sí mismo que es la única que pudo haberle aguantado los kilos de más, la calvicie y la neurosis. Se lamenta y llora ya con folklor ranchero y flamenco; la música que escuchaba unos años antes empieza a recordarle sus mejores épocas y prefiere intentar con otra cosa.
La última mujer que conoció, a través del club de solteros por internet, lo llevó a su casa para conocer a su familia y ese fue el momento en que decidió dar por finalizado su intento con ella: el señor lo albureaba, la madre lo interrogaba y el hermanito ya le había puesto un apodo.

domingo, enero 16, 2005

Nicolás Pastoriza

Post no-oficial de Nicolás Pastoriza, poco conocido músico, compositor y cantante gallego, ex-líder de La Marabunta. Por Google me enteré que ahora tiene una banda llamada Ectoplasma, que toca en Vigo y en ciudades aledañas y que compuso una canción para un disco de Luz Casal. Nada más, ni página oficial ni forma de encontrar mp3 ni discos, sólo conservo los dos que compré alguna vez por suerte y que ahoro valoro más.
(No me olvido de respirar, lloro en la ducha y veo con estética la malísima portada de su primer disco).
Por eso pongo este post, porque si algún día busca en Google un fan, que tenga canciones y/o más pistas de él, podrá encontrar ya 13 resultados (en lugar de 12), y después ponerse en contacto y después intercambiar canciones. Incluso si se busca Pastoriza mismo, exijo que me mande un mail una vez que lea esto.
Para que todo eso pueda suceder, dedico la siguiente línea:
La Marabunta, Nicolás Pastoriza, Ectoplasma, María Misterio, Soy un ignorante, Todo Gratis

Portada primer disco, 1993.


sábado, enero 15, 2005

Cuenta regresiva II

Año 2008: El tipo, ya prácticamente calvo, sufrió un accidente y quedó 7 meses en muletas. Sigue escribiendo, mejor que antes, pero no hay quien lo mire. Va a los partidos de futbol de su equipo y no puede subir en las gradas. Hace unos días, unas viejas amigas lo invitaron a una fiesta pero no quiso ir porque sabía que era incómodo estar con las muletas entre pura gente joven. Hace diez años vivía los mejores de su vida y ahora confía en la tecnología para conseguir alguien que le de un poco de cariño: ahorró para sacar la membresía "Golden" de ese novedoso sistema de citas por Internet que viene garantizado.

jueves, enero 13, 2005

Cuenta regresiva I

Año 2007: Y el tipo va a un bar con sus amigos de siempre, y nota que entre las luces negras empieza a destacar su panza, que nunca cuidó porque en su adolescencia era tan flaco. En el bar, voltea a su alrededor y ve que nadie lo mira, siente cómo empieza a convertirse en uno de esos viejos de los que tanto se burló cuando tenía 20; entonces piensa, con nostalgia, el tiempo en que había quien lo miraba... él que tan perseguido se siente por la nostalgia; que sabía un par de años antes que debía aprovechar las oportunidades...

martes, enero 11, 2005

Pretextos para besar I

Sucedió en 1996: Me estacioné con ella, que había conocido hacía un par de días, buscaba seducirla y besarla dentro del coche. De pronto me llené de ansiedad y mi mejor pretexto para acercarme a ella fue sacar del asiento trasero una de mis tareas de redacción, para enseñársela. Ella sintió tanta lástima por mí que, mientras mi mirada buscaba un renglón "bueno", giró mi cara hacia ella y me dio un beso.

Fábula del microbio y la mosca

El microbio estaba enamorado de la mosca. La veía volar, viajar por el aire, hacer sonidos y alterar a las personas de al lado. Tras numerosos intentos, el microbio nunca pudo llamar su atención. El más especial de todos fue cuando aprendió a hacer un sonido similar al de otra mosca, la mosca inquietada buscó al autor del sonido y lo encontró, con él se fue para siempre. Ahí el microbio comprendió que el sonido que él creía hacer no provenía de él y su duda existencial creció, pues empezó a dudar de su identidad... a lo mejor ni siquiera era un microbio.

lunes, enero 10, 2005

Visual basic

A mis 16, cuando me sentía más solo, buscaba ir a un lugar cualquiera lleno de gente y mirar a los ojos, si unos ojos me miraban a mí podía volver tranquilo a mi casa.
Los minutos se consumen sin conocer gente y vuelve la cuenta regresiva...

miércoles, enero 05, 2005

El otro Godínez

Qué niño tan triste fui que el día más feliz del año era cuando llegaban los Reyes Magos. Más triste cuando me enteré que había farsa en todo eso y más triste todavía, después, cuando fingí durante años que me emocionaba con los regalos para que siguieran "viniendo" a mi casa. Recuerdo cuando tenía que soplarme las sonrisas de "lo estoy engañando" a la hora de hacer mi carta y cuando tenía que despertar a todos. Chale.
Antes de saberlo, juré que existían el día que me trajeron, aparte de unas zapatillas, un disco de Menudo (¡qué asco!, ja, no me gustaba Menudo, me gustaba Parchís), y pensé que si Melchhor fuera mi padre sabría perfectamente mis gustos.
Otro día estaba seguro que me traerían carbón, pues me tomé muy a pecho la historia que contaba mi hermano de su amigo Godínez: "mi buen amigo Godínez, que me invitó a su casa el siete de enero y todavía quedaban restos de carbón bajo el árbol, su familia estaba muy triste y me tuve que regresar de la tristeza. Y todo fue porque Godínez no fue a clases ni hizo la tarea". Lo de Godínez caló, sobretodo porque yo había faltado mucho y siempre fui malo para hacer las tareas. Nada, sí me trajeron... Tiempo después (cuando todavía no sabía, obvio) preguntaba a mi hermano por su amigo "Godínez" y él contestaba "yo no conozco ningún Godínez, sólo el de El Chavo".

y entonces... sólo me trajeron carbón

martes, enero 04, 2005

Evaluación rápida de un año intenso

Había sido el mejor de muchos años que vivieron mis veintes: mi madre resucitó de la agonía, mi vida sexual se reactivó a marchas forzadas, volví a escribir y a soñar más, gasté dinero para recuperarlo, superé mi trauma con el cine, tuve un cumpleaños extraordinario, vi ganar varias veces a mi equipo y conocí gente buena.
El final fue triste, más triste que en los años anteriores: rompí mi noviazgo, vi peleas familiares, gente que moría por televisión, películas malas... Calamaro dijo hace 7 días que ya olvidó todas las canciones, que ya no sabía componer y que para el 2005 su futuro como músico era incierto; yo estoy igual, mi futuro como pe..., com..., es..., ne..., (¡mierda! no sé que soy) es incierto.

sábado, enero 01, 2005

La noche del pleito

Presentía que habría algún problema en la noche entre su hermano y hermana, desde que salió el sol. Nervios y depresión toda la tarde y por la noche dolor estomacal en el previo de la cena.
El hermano, el siempre conflictivo y temido, venía con una gran disposición a pasarlo bien, con discos y ánimos de amanecer hablando de los Simpsons; su hermana, en cambio, iba un poco predispuesta a un posible pleito, pequeñas discusiones y rencores de los últimos días hacían prever un drama como el de hace unos años (la vez que el hermano se fue a su casa con un grito y la hermana terminó llorando en su cama).
Él los vio saludarse con tranquilidad, cordialmente, cada uno acompañado por su pareja y descansó por minutos, habría que sufrir unas horas más y vería si esta noche de año nuevo terminaría sin pleito.
A media cena, vio cómo la hermana subió al baño y tardó, también vio cómo, al ver eso, el hermano hablaba en secreto con su esposa y subió el tono de voz para culminar: "sólo por lo que le dije", seguido de los obvios gestos desaprobadores de cada uno.
Vio cómo regresó del baño la hermana con mejor ánimo, dispuesta a pasarlo bien y a olvidar el posible pleito que se pudiera presentar, pero para entonces su hermano ya estaba serio al lado de su esposa, quien parecía más molesta y propensa a la discusión que los posibles contendientes.
Él, que veía todo desde fuera, fue cariñoso con los dos hasta que su razón se lo permitió; quería arreglar el mundo, quería hacer que la cena no tuviera ningún problema, no quería sufrir.
Terminada la cena y un par de copas, el hermano cogió sus discos, hizo dos comentarios sin importancia y se despidió amable de todos. A las dos y media, tres horas antes de lo previsto en cualquier plática de los Simpsons.
Ya que el hermano se había ido, él subió a dormir y su hermana le dijo "¿ves?, estuvo muy bien y muy tranquilo. No hubo pleitos ni discusiones"; después de eso, durmió con los ojos mojados.